1. El consumo total de antibióticos en salud humana en España ha permanecido relativamente constante durante los últimos tres años, aunque en el ámbito hospitalario se ha observado un aumento del consumo de antibióticos del 10 % desde el año 2012.
  2. El consumo de antibióticos en veterinaria en España ha registrado una reducción estimada en un 14 % (período 2014-2106).
  3. En cepas de Salmonella enteritidis aisladas de personas y de animales, el porcentaje de resistencias a quinolonas ha sido relativamente alto (superiores al 50 %).
  4. La reducción en el consumo de antibióticos tendría su mayor repercusión en la reducción de resistencias del mismo conjunto poblacional, personas o animales, pero también, aunque en menor medida, la reducción del uso de antibióticos en medicina veterinaria tendrá efectos beneficiosos sobre los porcentajes de resistencias en bacterias aisladas de personas.